Agua y Sanación


A partir del mensaje del agua, el libro de Masaru Emoto, Dana Tir comienza a desarrollar la trama donde reune sus investigaciones sobre el tema y vivencias que la llevan a este trabajo que comparte en amor y gratitud.

Su invitacion a crar los circulos del agua y a formar parte del gran evento, es motivada por la importancia de la misma en la evolucion de la humanidad Reenergizando Y Sanando a personas, animales, platas Y sistemas.

El agua es conductora de la energia .
El agua es Dios. Somos un holograma infinito, el Universo es un océano de amor donde estamos siendo galaxias, estrellas, Multiuniversos...
Nuestros cuerpos son multidencionales y estáan conectados a través de los senderos del agua etérica...

Los cristales de agua son transmisores de conocimiento y hablan. Emoto muestra en su libro diferentes aguas de la tierra, de rios, de cañerias y de lluvia.



La música, el color, las formas cósmicas, los símbolos modifican el hado del agua. El agua da fuerza de vida al cuerpo fisico.

Ballenas y delfines ajustan la estructura vibratoria de la Tierra y activan memorias, igual que otras criaturas del agua. Cuando decimos agua, decimos humano y decimos Tierra.

El miedo nos aleja de la perfeccion de todo lo que es y es donde este taller ubica su importancia y su razon de ser presentado
Somos un tejido infinito, asistidos por los seres del agua y los arcangeles.
Somos dios\diosa en accion.

 

25 de julio
Dia Mundial del amor y gracias al agua.

Ceremonia en Mar de Galilea

Relato de la visita a Buenos Aires
Dana Tir y Masaru Emoto

Conferencia de Emoto
Buenos Aires
13.11.2002


 



Biología Inteligente

1-Jan Tober La Rejilla Cristalina

Jan Tober

2- Lee Caroll, Biología Inteligente Español

Biología Inteligente

3- Lee Caroll, Biología Inteligente Inglés

Inteligent Biology

Steve Camble

Como les sucede a muchas personas hoy, no puedo entender por qué nuestra sociedad está empeorando, por qué la violencia se incrementa y por qué estamos interfiriendo cada vez más con la naturaleza y violando repetidamente a la Madre Tierra destruyendo sus selvas, contaminando su atmósfera, sus ríos, sus océanos. No puedo entender por qué estamos produciendo más y más tóxicos químicos, alimentos transgénicos, alimentos irradiados, clonación de animales y humanos. Particularmente porque como colectivo humano se supondría que deberíamos estar inclinándonos más hacia la espiritualidad que al materialismo, y verdaderamente nuestra conciencia acerca de la enfermedad y sus tratamientos alternativos naturales está creciendo. Sin embargo y simultáneamente somos testigos cada vez con mayor frecuencia de la aparición de nuevas y extrañas enfermedades.
A lo largo de toda mi búsqueda interna por claridad y por comprender estos problemas que obviamente enfrentamos hoy en día y sus posibles causas o razones, una pregunta en particular predominaba en mi corazón. ¿Si los seres humanos no estuviésemos en este planeta, estaría la Tierra en la dramática situación en que se encuentra hoy? La perturbadora y recurrente respuesta a la que llegué fue un resonante NO.

A través de la contemplación y la meditación,y habiendo pasado mucho tiempo en la naturaleza observando; comencé a apreciar y a entender como todo en la naturaleza (a un nivel de energía) operaba de la misma simple manera para mantener el equilibrio.?nosotros los humanos incluidos?

Sin embargo a nivel físico o intelectual pareciera que los humanos estamos operando de manera exactamente opuesta a la manera natural en que deberíamos hacerlo, y esto está afectando el equilibrio y la salud de nuestros campos energéticos, de nuestras conciencias y también al medioambiente natural de la Tierra.
La naturaleza y todos los seres vivos, humanos incluidos, operan de una manera muy simple para mantener el equilibrio. Gradualmente mientras observaba y aprendía, comenzó a resultarme claro como podríamos hacer todos para reequilibrar nuestros cuerpos o reequilibrar las energías en una habitación o de un edificio, y como podríamos ayudarnos no sólo a nosotros mismos sino también, al medio ambiente, a la Tierra y en definitiva a todo ser viviente.
Simplemente comportándonos de acuerdo con la naturaleza, en armonía con la manera en que fuimos diseñados y no en contra de ella.
Pronto comencé a comprender que todo, desde una célula a un planeta, humanos incluidos, se comporta de la misma manera simple y sencilla. Sin embargo, el intelecto, la mente y el ego nos han hecho creer otra cosa.

La Naturaleza trabaja desde adentro hacia afuera, desde el centro expandiéndose hacia afuera. A semejanza de una gota que cae en el centro de un estanque mandando ondas hacia fuera desde la fuente. De manera análoga, nosotros no plantamos un roble enorme y lo observamos volverse semilla. Plantamos la semilla y admiramos como crece y se expande hasta llegar a ser un magnífico roble. Así trabaja la creación, de adentro hacia fuera, de lo pequeño a lo grande, nosotros incluidos. Si el árbol se preguntara por sus orígenes ¿Adónde buscaría las respuestas? ¿Buscaría externamente, fuera de si mismo? ¿O buscaría en su interior a la semilla que le dio la vida? Es lo mismo con la onda en la laguna. Para descubrir donde se originó: ¿Miraría hacia atrás, hacia el centro del estanque o saldría del estanque buscando en la dirección equivocada?
Hoy, los seres humanos somos como la onda que ha salido del estanque buscando erradamente en el exterior las respuestas sobre nuestro origen y sobre nuestro bienestar. Estamos condicionados a buscar las respuestas afuera en lugar de mirar hacia la fuente creadora interna, a la energía que nos da vida. Por este camino interior muchos chamanes en el pasado y algunas tribus indígenas hoy, han procurado y procuran su conocimiento de la bioquímica de cientos de plantas tropicales sin tener "educación" ni conocimientos científicos.
De hecho, desde la autodenominada capacidad intelectual superior del mundo occidental vemos a estos seres excepcionales como ?bárbaros de la edad de piedra?
Pareciera que hubiésemos dejado de escuchar a nuestra intuición, para permitir que en su reemplazo nuestra mente y nuestro intelecto nos presten guía y consejo. ¿Podría ser un error? La palabra intuición viene de IN?TUICIÓN ( Nota del traductor: En inglés In: Adentro y Tuition: Enseñanza o instrucción )
Mirando hacia adentro, atrás hacia la fuente que nos dió la vida y continúa aún hoy alimentándonos, podríamos aprender muchas cosas que el ego y el intelecto nos negarían.
Como todos los seres vivientes, interactuamos con todo lo que nos rodea a un nivel de energía/conciencia/alma. Pero lo hacemos en un nivel subconsciente natural, no en un nivel intelectual.
Es sólo cuando el intelecto/ego nos impulsa a abrir nuestros campos de energía y a alterar esta interacción natural y equilibrada, que empezamos a crear mayores problemas en nuestras vidas. (Nota del traductor: Para más detalles sobre este tópico en particular el autor recomienda ver su artículo Shopping for Spirit)
¿Entonces, cuál es la conexión entre los seres humanos y la creación, entre los seres humanos y la naturaleza, y cómo podemos volver al equilibrio y restaurar la salud de nuestros campos energéticos y de nuestros cuerpos físicos?

ENERGÍA

Muchos de nosotros reconocemos que estamos compuestos por alguna forma de energía. Medimos la actividad eléctrica del cerebro con
electroencefalogramas, la del corazón con electrocardiogramas. Podemos estimular la contracción y relajación de un músculo reproduciendo el potencial eléctrico requerido para esa tarea. Pero es sólo cuando miramos muy profundamente el cuerpo humano que empezamos a comprender la inmensa energía que somos y el potencial que tenemos.
Si abriéramos un cuerpo humano y le sacáramos la piel y el tejido graso veríamos que lo que queda tiene muchas partes diferentes. Sin embargo si atravesaramos estos órganos, tejidos y moléculas con un microscopio muy potente, llegaríamos a los átomos- los bloques de construcción de la vida-. Nosotros, como todos los seres vivientes estamos hechos de átomos. Y un átomo está compuesto en un 99.999% por espacio o energía/luz

¡Esto significa que los seres humanos también estamos compuestos de 99.999% de energía o luz! Sólo que no parece ser así porque hemos sido condicionados a convertirnos en intelectuales antes que en espirituales y entonces ahora sólo percibimos la realidad a través de la limitación de los cinco sentidos físicos. Esto en efecto sólo nos permite apreciar una realidad ilusoria que abarca un 0.001% de qué y quiénes somos?la parte física?que está totalmente desproporcionada en referencia a aquello que nos compone.

Si comenzamos a movernos hacia afuera o a expandirnos desde el átomo?la energía que somos?hacia nuestro aspecto bioquímico, descubrimos que aún nuestro ADN está compuesto por luz (energía) y emite fotones, Estas partículas de luz o información/instrucciones dan a nuestras células pautas de comportamiento, de replicación y demás.
La longitud de onda de emisión de dichos fotones corresponde exactamente al delgado espectro de luz visible: ?su distribución espectral está en el rango del infrarrojo al ultravioleta por lo menos"

La luz/energía en nuestro ADN, es una fuente de luz altamente coherente lo que significa que está equilibrada. La luz de nuestro ADN se alimenta del 99.999% de luz de la que están compuestos todos los seres vivos. Encontramos ADN en todos los organismos vivientes. La expansión de la energía desde adentro del átomo se continua a través del ADN, a través de nuestras células y hacia fuera del cuerpo físico para formar lo que conocemos comúnmente como campo áurico o campo biofísico de energía.
Todo en el universo físico está compuesto por luz o energía y hoy es posible fotografiar esos campos existentes alrededor de células, plantas y cuerpos humanos. Cada día hay más personas que son capaces de ver o percibir ?ya que existen muchos tipos de energía y modalidades de sanación--estos campos de energía. Los niños en particular pueden ver estas energías y esto se evidencia en los dibujos que generalmente tienen ojos y narices en los lugares correctos pero el cabello está casi siempre como parado y en colores brillantes. Muchos niños tienen amigos invisibles que nosotros, adultos condicionados, creemos puramente imaginarios, cuando tal vez podrían realmente estar viendo parte de la realidad mayor que es el 99.999% de lo que somos.
Sabemos a través de muchos experimentos científicos y de nuestra propia experiencia con plantas, que ellas responden positivamente a la emoción del amor y negativamente a la emoción de miedo. Y se han realizado muchos experimentos que han confirmado que todos los seres vivientes se comunican entre sí e intercambian información. Ahora ¿Cómo es que se comunican e interactúan entre sí? Necesitamos examinar las propiedades del agua para responder a este enigma

AGUA

La mayoría de las personas consideran que el agua no es más que un líquido para calmar la sed, para bañarse o para apagar incendios. En realidad el agua es una de las más importantes sustancias en la realidad física y tiene algunas propiedades en verdad profundas. La otra es la energía de la luz que ya hemos discutido.
Una molécula de agua tiene un polo norte y un polo sur separadas por una longitud bipolar. Similar si ustedes quieren a un magneto. En consecuencia el agua tiene memoria y la habilidad de almacenar información de la misma forma en que un cassette de cinta magnética o de video registra la información. La ciencia de la biofísica ha demostrado que aún cuando se diluya una solución a D200, que es 1: (10)200
no sólo se puede medir la frecuencia electromagnética de la sustancia original introducida a esta dilución, sino que también se puede fotografiar
el campo energético de dicha sustancia.


Esto es prueba inequívoca de que el agua almacena información a nivel energético. Esto es exactamente como funciona la homeopatía. El agua también puede almacenar información durante largos períodos y compartir esa información con humanos y otros organismos vivientes.
Cuando examinamos algo de nuestra historia más remota encontramos registros de nuestros ancestros que se refieren al agua como "la emoción de la Tierra" y como "la conciencia de la Tierra", y esto es muy cierto. ¿De que estamos compuestos tanto los humanos como el planeta? Ambos estamos compuestos en un 70 u 80% de AGUA. El agua en esta realidad física es CONCIENCIA. Es un banco de memoria con información almacenada que guarda también nuestro sentido físico de identidad. Como las emociones son energías poderosas, el agua almacena las emociones muy fácilmente, razón por la cual nosotros los humanos somos seres emocionales.

Entonces: ¿Cómo es que estos dos importantes elementos de vida-- ENERGÍA / LUZ y AGUA--trabajan juntos en esta realidad física?

Si examinamos nuestro nivel celular, encontramos que el ADN yace en el centro de cada célula viviente enroscado como una víbora o serpiente y rodeado de agua o líquido intracelular. Como sabemos nuestro ADN está compuesto por luz y emite fotones --partículas de luz que contienen información o instrucciones--y esta información es transmitida a través del entorno acuoso de la célula diciéndole qué debe hacer o cómo duplicarse. Esta energía interna ( luz) se expande hacia afuera a través de nuestro entorno acuoso y se extiende más allá del cuerpo físico formando el Campo Aúrico, por cortesía de las moléculas de agua que están en el aire que nos circunda. Por otro lado, parte de esa luz interna es utilizada en nuestro entorno bioquímico para aportar una forma diferente de energía: Trifosfato de Adenosina (ATP) que gobierna nuestros procesos biológicos. El ATP es una molécula nucleótida que se encuentra en toda célula. Su función consiste en conducir los cientos de procesos biológicos necesarios para el sostenimiento de la vida, crecimiento, movimiento y reproducción. El ATP es la molécula universal para el "acarreo" de energía y es indispensable para la vida de la célula.
Todas nuestras células están rodeadas también por líquido intracelular, y el agua es el medio a través del cual todas nuestras células están en permanente comunicación. Este es por ejemplo, el mecanismo que el Sistema Nervioso Autónomo y sus dos ramas utilizan en su tarea meticulosa para mantener el equilibrio en el cuerpo. También es la manera en que el Sistema Inmune monitorea el organismo en busca de invasores o desequilibrios y también cómo reconoce donde tiene que mandar sus tropas cuando el cuerpo está bajo amenaza; todo esto ocurre sin intervención de la conciencia, sin que siquiera sepamos que es lo que está pasando. Podemos ver acá que la mente o el intelecto no tienen idea o comprensión de todo lo que está ocurriendo en el cuerpo en orden de mantener el equilibrio y la salud. Sin embargo la mente sigue insistiendo que conoce todas las respuestas y tendemos a vivir nuestras vidas siguiendo a nuestros pensamientos y el direccionamiento aportados por influencias mentales y creencias.
Las ciencias biofísicas han podido demostrar que cuando muere una asociación de células, muere como una entidad completa y no célula por célula, lo que demuestra la existencia de alguna forma de comunicación celular.
Podemos ver acá la importancia de la luz --el 99.999% de lo que somos-- y la importancia del agua en esta realidad física. Para que exista la vida se requiere de ambas. En efecto lo que resulta es la siguiente ecuación:

NO-MATERIA ---> CÓDIGO ADN + LUZ --->AGUA = MATERIA/VIDA FÍSICA

(99.999 % LUZ)

Podemos ver con claridad que la creación trabaja desde adentro hacia fuera, desde la luz interna hacia el agua externa, o desde el centro-desde la luz interna del átomo- expandiéndose continuamente hacia fuera como si se dejara caer una gota en un estanque. En efecto la realidad física es la ola que llega a la orilla del estanque, es el resultado final de la creación. La realidad física es un mero reflejo de la realidad interna y nuestro ADN es el punto axial de la reflexión de la luz interna hacia al agua externa. Así es como animamos (energizamos) y alimentamos al cuerpo físico.
El agua es el medio a través del cual toda la vida almacena y comparte información y a través de la cual todas las cosas se comunican. Cuando verdaderamente logramos apreciar las inmensas propiedades que tiene el agua, podemos comenzar a comprender muchas de las que hoy se consideran ?anomalías? de la vida. Tales como el funcionamiento de la percepción extrasensoria, o el hecho de que los síquicos pueden entrar en una habitación o edificio y sentir o percibir eventos ocurridos años atrás, simplemente porque la información y la emoción del evento están almacenadas en las moléculas de agua que están en el aire, en el piso, en el cielorraso, en las paredes, en los muebles y así siguiendo. Las propiedades del agua explican las experiencias con vidas pasadas porque la conciencia de la Tierra guarda la memoria de lo que ha ocurrido, es un gran banco de memoria que contiene información y energías emocionales del pasado y el presente. Como la emocional es una energía muy poderosa, las energías emocionales son rápidamente almacenadas y retenidas en la conciencia del planeta y por lo que sabemos los recuerdos de experiencias en vidas pasadas son en verdad bastante emocionales.
Las propiedades del agua también explican como operan la sanación y la sanación a distancia. La visión remota, la sensibilidad remota y la influencia remota ? métodos populares usados por militares y agencias de inteligencia ? también son posibles por medio del agua. Las propiedades del agua explican cómo podemos conocer a alguien por primera vez y sentir gusto o disgusto por esa persona en forma instantánea antes de que se haya pronunciado palabra alguna, simplemente porque nos estamos comunicando con ellos vía la habilidad de las moléculas de agua (conciencia) de compartir información y lo hacemos subconscientemente. También podemos entender como funciona la telepatía y mucho más.
Podemos entender cómo energías no naturales manipuladas por el hombre como ciertas energías electromagnéticas o micro-ondas - aún las energías negativas de otras personas- pueden compartir con nosotros su información no-equilibrada, y el potencial que tienen estas energías para cambiar o dañar la información o memoria almacenada en nuestras células, simplemente porque nuestro cuerpo puede tomar y almacenar esta energía no equilibrada almacenada en el agua del entorno. Esto es exactamente la manera en que una enfermedad puede replicarse a sí misma. La célula de reemplazo es reproducida a semejanza y desde la memoria de la célula anfitriona enferma. Esta es la manera en que un tumor se replica y continua creciendo.
En efecto cuando el agua almacena energía o luz incoherente proveniente de productos humanos como tóxicos químicos, pesticidas, micro-ondas, teléfonos celulares y sus torres, por ejemplo, estas energías distorsionadas comienzan a distorsionar o a revolver la luz coherente emitida por nuestro ADN, y la información que esta luz coherente contiene junto con las correspondientes instrucciones que guían el comportamiento y la reproducción celular resultan alteradas. Este proceso altera nuestros campos de energía de manera nociva y el desequilibrio resultante se ve reflejado en el físico a medida en que nuestras células comienzan a replicarse de acuerdo con las nuevas ?instrucciones? que acarrea la luz/energía distorsionada o revuelta. Esto es el inicio de lo que llamamos enfermedad física.

Podemos ver que para la salud y equilibrio en esta realidad física necesitamos que haya luz coherente en el agua porque es esta luz la que purifica el agua --nuestra conciencia y campos energéticos?que nos permite mantener el equilibrio y por consiguiente la salud física. Además la luz en el agua determina la fortaleza y vitalidad de nuestros campos de energía y consecuentemente nuestra habilidad para lidiar con energías negativas. Podemos ver también que esta luz?esta energía purificadora?viene desde nuestro interior y no desde el exterior.
La naturaleza (y todos los seres vivientes incluyendo a los seres humanos) trabaja de esta manera simple. Todos luchamos para mantener el equilibrio a través de un proceso llamado implosión y explosión. Así es como trabajan nuestros
chacras. Los chacras son vórtices de energía que giran en ambas direcciones, e implotan y explotan al mismo tiempo. En efecto implotan energías negativas hacia la luz interna donde son purificadas y luego explotan las energías purificadas y equilibradas hacia la realidad física externa. Así es como mantenemos equilibrados a nuestra conciencia y a nuestros campos energéticos y como contribuimos a equilibrar la conciencia de la Tierra. Operamos de la misma manera en que lo hace la naturaleza.
Las ciencias biofísicas han descubierto que el cuerpo físico no ha sido diseñado para enfermarse. Sólo cuando el sistema de defensas del cuerpo ?su conciencia o campos de energía (Aura) ? se debilita nos enfermamos. Por lo tanto algo en alguna parte debe estar interfiriendo con nuestro proceso natural de implosión y explosión. Los tóxicos químicos en el aire, en el campo, en el agua y en nuestra comida contribuyen a esta interferencia, como así también lo hacen algunas medicinas y vacunas. Los químicos que se utilizan para tratar nuestras aguas permanecen en ellas en forma de energía y pueden compartir ese desequilibrio con nuestros cuerpos. Sin embargo la mayor interferencia para este proceso natural proviene de nuestra MENTE o más correctamente proviene del EGO a través de la emoción del miedo.
Existen sólo dos emociones -?amor incondicional, que es equilibrado? y miedo que es desequilibrado. ¿Colectivamente cuál ha sido la emoción predominante en los seres humanos durante los últimos cientos de años o más? ¿Sería ?EL MIEDO? una respuesta adecuada? Siento que sí lo sería. Los humanos fundamentalmente han vivido y continúan viviendo en el miedo. Nos estamos volviendo cada vez más concientes de cómo nuestras emociones pueden afectar nuestra salud y cómo las emociones en desequilibrio pueden causar bloqueos a nivel energético, para finalmente ocasionar desarmonía en lo físico o enfermedad.
¿Podemos imaginar el efecto acumulativo que las emociones en desequilibrio de nuestra conciencia colectiva?actualmente cerca de seis mil millones de personas ?puede tener sobre los campos energéticos de la Tierra y su salubridad? ¿Sabiendo que el agua almacena tan bien las emociones, podemos entender lo que ha pasado con la conciencia de la Tierra?sus campos energéticos?durante los últimos miles de años y lo que les está sucediendo hoy?
Cada pensamiento, cada creencia, miedo, emoción, --siendo energía cada uno de ellos?es almacenado en los campos energéticos de la Tierra, los cuales la rodean interactuando con todo lo viviente. Por lo tanto con el tiempo nosotros los humanos hemos creado un desequilibrio en la conciencia de la Tierra a través de nuestras emociones y acciones basadas en el miedo y estamos intensificando ese desequilibrio actualmente. Literalmente hemos creado una enfermedad externa a nosotros y esa enfermedad está siendo reintegrada a nuestros propios campos de energía afectando a nuestra conciencia y en consecuencia a nuestra salud física. Incorporamos esta energía emocional desequilibrada con cada inspiración, con cada sorbo, con cada bocado. Todo está repleto de moléculas de agua?conciencia/memoria?También interactuamos con esas energías externas a través de nuestro campo áurico cada minuto de cada día.
También hay otras maneras en que desequilibramos inocentemente nuestros campos de energía en mayor medida aún. Una de esas maneras es a través de nuestra mente, permitiendo que sea influenciada por el ego y las creencias de otras personas

CAMPOS DE ENERGÍA


En cuanto a nuestras células, la ciencia ha probado que cuando el campo de energía de una célula es fuerte y vibrante, la célula es sana y se reproduce de una manera sana y equilibrada. Sin embargo si el campo energético de la célula se debilita, entonces es posible que un virus o agente patógeno pueda penetrar y desequilibrarla y enfermarla. La célula en esta situación se reproduce de una manera no saludable.


Podemos ver el mismo principio en operación cuando observamos la atmósfera de la Tierra?el campo energético o conciencia de la Tierra?su aura. Si no fuese por la atmósfera de al Tierra cada cosa viviente en el planeta hubiera sido ?freída? por la peligrosa radiación del espacio exterior a la que la Tierra está permanentemente expuesta.


Podemos ver que, igual que el campo energético de la célula, la atmósfera de la Tierra, su aura, actúa como una forma de protección, un amortiguador o más correctamente un filtro para las energías externas. El campo energético de la Tierra ayuda a filtrar las peligrosas radiaciones cósmicas (energías) y a transformarlas a formas más utilizables. La naturaleza trabaja de la mismas maneras no-complicadas sin importar cuan grande o cuan pequeña una entidad (o un proceso) pueda ser.
Nuestros propios campos áuricos trabajan de la misma forma natural. Nuestra aura actúa como protección frente a las energías externas, filtrando energías externas desequilibradas hasta un nivel en que nuestros chacras puedan implosionar confortablemente esa energía.

Nosotros los humanos operamos de acuerdo a como operan la naturaleza y todas los seres vivientes. Todos los seres vivos se esfuerzan por mantener el equilibrio en sus propios campos de energía primero y después en los campos de energía de la Tierra.

Podemos ver que desde una célula a un planeta, las energías operan de la misma forma simple para protegernos de las fuerzas externas negativas y potencialmente destructivas. Sin embargo hoy en muchas vueltas de la vida se nos estimula a abrir nuestros campos áuricos protectores y permitir el ingreso de energías externas a nuestro entorno protegido. Generalmente se nos invita a abrir nuestros chacras coronario y raíz y otras veces se nos persuade para abrir también el cardíaco. Abriendo nuestros campos de energía de esta forma estamos operando en contra del flujo natural de la creación?de adentro hacia fuera?y estamos permitiendo la entrada de una cantidad de energía negativa mayor de la que somos capaces de manejar nosotros o nuestros chacras. Nuestros chacras al no poder implotar tal cantidad de energía negativa se bloquean parcialmente resultando en que nuestra capacidad de implotar y purificar las energías negativas del exterior, de nuestro propia conciencia y campos energéticos se resiente severamente.
Por añadidura vamos gradualmente debilitando nuestro mecanismo de defensa -el campo áurico-. Esto facilita el ingreso de energías externas que infiltran nuestros campos dañando o comprometiendo más aún su fortaleza y vitalidad como así también el equilibrio general de nuestra conciencia humana

Steve Camble
http://www.equilibra.uk.com/healing.shtml
Traducción: Patricia Sahade

Cocreando la realidad a través de la oración

Ponga un cristal de agua en una tabla en su cocina, su sitio en la mesa en la que cena o en su sitio privado.

Diga a agua "te amo" y "gracias", suavemente.

En el mismo tiempo visualice brevemente como toda el agua en la tierra está conectada con Usted.

Puede hacer esto con sus niños, los miembros de la familia y sus amigos.
Su amor y gracias serán transmitidos a toda la agua en la tierra a través de un cristal de agua.

Una manera más fácil y más conveniente es visualizar cuando sus manos están tocando el agua que viene del grifo mientras está aseando los platos,
tocando el arroz, mientras lo lava, o está lavando sus ropas:

La vibración de su amor y gracias! está desbordando de su corazón a través de su pecho, hombros, y brazos, y está pasando a través de sus palmas que están tocando el agua, en el agua del grifo.


Su vibración irá contra el flujo del agua muy fácilmente , hasta la fuente del agua a través de la red desde donde circula el agua..

Atravesará la lluvia y las nubes y finalmente volverá al mar.

Entonces finalmente, toda el agua en la tierra del planeta será llenada de amor y y gracias que ha originado de su corazón.

Esta es una manera muy fácil, y usted puede hacerlo cada día, cada vez que usted utiliza el agua.

O, si usted desea universalizar esto , puede convocar a una reunión alrededor de un recipiente con agua , un lago, un río o a lo largo de la costa.

Entonces haga un círculo, sacudiendo las manos, y diga la misma cosa que arriba o lo que considere oportuno.

Recuerde que la energía de la oración tiene una proporción al cuadrado del número de la gente que lo hace..

Usted puede agregar a esta ceremonia sus propios rezos que expresen su amor y gracias hacia la tierra del agua o del planeta.
Como la vibración de sus flujos de amor y gracias de su corazón, usted puede sentir en el pecho la tibieza de la tibieza .
Éste será el resultado de la ley Universal que nos recuerda el Dar y el Recibir

Masaru Emoto
http://www.hado.net



El regalo de Masaru Emoto
En Argentina

Técnicas breves y efectivas transmitidas

en talleres de uno y dos días

folfalls@gmail.com






 



 
 

 



 
 
 
 


 

 



 



 
 

Direcciones de Correos